Nuestra Misión

El Proceso Penal, es un largo y complejo camino, que solo debe ser abordado por aquellos profesionales que se encuentren altamente capacitados para resolver todos los conflictos que surgen durante una imputación criminal.

Es por ello, que cada vez que asumimos una Defensa Penal, tomamos el compromiso de poner en práctica todo nuestro conocimiento y experiencia para proteger los derechos de aquel que se encuentra en tal difícil situación, con el único objetivo de buscar el éxito en el proceso que se lleva en su contra.

La actuación en las causas más resonantes de la Provincia de Córdoba, nos ubican dentro de los Estudios Jurídicos especializados en Derecho Penal más destacados de nuestra provincia.

Más de 15 años de experiencia, y una vasta trayectoria en el área del derecho penal, demuestran que nos encontramos altamente capacitados, para proteger los intereses de aquellos que nos confían su defensa.

Defensas Penales
Abogado Penalista especialista en delitos sexuales
Previous
Next

Abogados Especialistas en Delitos Sexuales

Pérez Lloveras & Asociados es un estudio jurídico que se dedica al ejercicio profesional en el área del Derecho Penal con especialidad en Delitos Sexuales.

La defensa penal en hechos de abuso sexual requiere de una alta especialización con conocimientos específicos de este tipo de procesos.

Nuestro equipo de trabajo se encuentra conformado por  profesionales de distintas disciplinas especialistas en delitos sexuales, por lo que los que se  trabaja  coordinadamente con  Psicólogos y Psiquiatras, Asistentes Sociales y Médicos Legistas , con los que elaboramos las estrategias de defensa.

Asumir la defensa de personas imputadas por hecho de delitos sexuales en causas penales, implica un gran compromiso para el cual nos encontramos altamente capacitados.

¿Porqué debe intervenir un Abogado Especialista en Delitos Sexuales?

Los procesos judiciales en donde se investigan y juzgan hechos de contenido sexual tienen características especiales que necesitan alta especialización por los siguientes motivos: 

Proceso complejo

El proceso penal en que se investiga la comisión de un delito sexual es sumamente complejo. En él intervine una fiscalía especializada en delitos sexuales que conoce con precisión lo necesario para poder probar la denuncia formulada en contra del imputado.

Trabajo interdiciplinario

El abogado que defiende a una persona acusada de un abuso sexual, debe coordinar un equipo de trabajo que los asista. Psicólogos, psiquiatras, médicos legistas y asistentes sociales, deben trabajar en forma coordinada para poder realizar una buena defensa.

Dificultad probatoria

En este tipo de investigaciones, el Fiscal se basa en el testimonio de la persona denunciante. Indagar sobre la veracidad de esos dichos es la escancia de la estrategia defensiva y para ello se requiere el trabajo en equipos con peritos especializados en el tema.

Sensibilidad Social

Las acusaciones de delitos contra la integridad sexual despierta amplio rechazo social, es por ello que el abogado defensor debe conocer el modo de llevar adelante la defensa para disminuir la tensión y beneficiar al imputado.

PREGUNTAS FRECUENTES

El abuso sexual consiste en tocamientos con contenido sexual  realizadas a una persona,  con los cuales se vulnera el derecho a su reserva sexual.

Los códigos penales protegen los derechos sexuales de los ciudadanos, y regulan los distintos delitos que hacen merecedores de penas a aquellos que sin consentimiento de otros, vulneren esos derechos. 

Los abusos sexuales previstos como delitos en nuestro código penal son: abuso sexual simple, abuso sexual con acceso carnal, abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores.

Si sospecha o sabe que lo están acusando de un abuso sexual, o que lo van a denunciar en breve, debe consultar de modo urgente con un abogado especialista en delitos sexuales

El asesoramiento temprano lo ayudará a evitar que lo detengan o a que pierda su libertad, y también lo  protegerá de arbitrariedades en el proceso penal.

A su vez, el abogado experto en delitos de abuso sexual,  lo asesorará en su declaración de imputado, aconsejándole lo que debe declarar o si debe abstenerse de hacerlo.

Un abogado experto en defender delitos sexuales se encarga de establecer la mejor estrategia de defensa para aquella persona acusada de haber cometido un delito sexual:  abuso sexual, abuso sexual con acceso carnal, estupro, corrupción de menores, etc. 

La defensa penal de una de una persona acusada de haber cometido un abuso sexual, requiere de un abogado que se especialice en esa clase de delitos, pues se debe abordar la acusación con  estrategias  de defensa bien específicas como ser las pericias psicológicas y psiquiátricas al imputado y al denunciante, pericias médicas ginecológicas, informes sociales etc.

 Es por ello que los abogados que se dedican a la defensa de delitos sexuales  deben trabajar en conjunto con otros profesionales que se especializan en este tipo de delitos como ser psicólogos, psiquiatras, médicos ginecólogos y asistentes sociales, entre otros.

Toda persona que ha sido víctima de un delito sexual puede presentarse ante las fiscalías o unidades judiciales especializadas en delitos sexuales y denunciar esos hechos. Lo mismo debe hacer quien tomó conocimiento de que un menor de edad ha sido víctima de un abuso sexual.

El sistema judicial de la Provincia de Córdoba se encuentran altamente preparado para asistir, contener y proteger a las víctimas de abusos sexuales.

Previamente a la presentación de la denuncia o con posterioridad a ella, las víctimas pueden consultar a un Abogado Penalista para poder contar con el asesoramiento adecuado y así lograr una mejor y pronta resolución de su problema.

El Delito Sexual según la ley Argentina

La ley argentina castiga fuertemente a aquellos que cometen delitos de los denominados sexuales. Así, el Código Penal, desde los artículos 118 a 131, describe cada uno de los los delitos que afectan la reserva sexual de las personas, estableciendo su modo de comisión, penas y agravantes.

Previsto en el artículo 119 del código penal, el “abuso sexual simple “es el más leve de los delitos de esta sección del código.

Este delito consiste en tocamientos en partes íntimas de una persona (de cualquier sexo) en contra de su voluntad. El propio artículo aclara que si dichos tocamientos son a una persona menor de 13 años, aunque ella preste su consentimiento, lo mismo se incurrirá en el delito de “abuso sexual simple”, pues se presume que los menores de esa edad no son capaces de prestar válidamente conformidad para este tipo de actos. 

La sanción prevista para el que cometa abuso sexual simple es la pena de prisión de entre 6 meses a 4 años.

Este delito se encuentra contemplado en el segundo párrafo del artículo 119 del Código Penal. 

La acción delictiva se configura cuando el abuso, por su duración o por las circunstancias de realización, hubiere configurado un sometimiento gravemente ultrajante para la víctima. 

La jurisprudencia entiende que este delito es una modalidad agravada del “abuso sexual simple” y se configura si los actos de abuso sexual se reiteran en el tiempo o si de algún modo constituyen un acto ultrajante. 

La pena prevista para esta modalidad de abuso es de 4 a 10 años de prisión.

Este tipo de abuso se encuentra contemplado en el artículo 119, tercer párrafo del Código Penal, y se configura si en los casos de abuso sexual previstos en el mismo artículo se accediere carnalmente a la víctima por cualquier vía y medio.

A los fines de evitar confusiones el propio artículo establece que el sexo oral también implica abuso sexual con acceso carnal. 

La pena prevista para el abuso sexual con acceso carnal es de 6 a 15 años de prisión o reclusión.

Este delito se encuentra previsto en el artículo 120 del Código Penal y establece que incurrirá en él si se practican las acciones previstas en el segundo y tercer párrafo del artículo 119, con un menor de entre 13 y 16 años, aprovechándose su inmadurez sexual, en razón de la mayoría de edad del autor o una  relación de preeminencia respecto a la víctima.

La pena prevista para esta modalidad de abuso sexual es de 6 meses a 6 años de prisión, en su modalidad básica, y de 6 a años de de prisión si se configuran alguna de la agravantes del artículo 119.

Este delito es el más grave de los contra la integridad sexual   y se encuentra contemplado en su artículo 125 del Código Penal.

EL delito se configura cuando se corrompiere sexualmente a la víctima, o dicho de otro modo, cuando  se torciere el normal desarrollo de la sexualidad de una persona, aunque mediare su consentimiento.

Se establecen tres tipos de penas para este delito: si la víctima fuere menor de 13 años la pena será de prisión de 3 a 10 años; si la víctima tuviere entre 13 y 18 años la pena será de prisión de entre 6 y 15 años y por último, cualquiera fuere la edad de la víctima, si antes durante o posterior a la realización del acto corruptor mediare engaño, violencia, amenaza, abuso de autoridad o cualquier otro medio de intimidación o coerción, como también si el autor fuera ascendiente, cónyuge, hermano, tutor o persona conviviente o encargada de su educación o guarda.

Estos delitos se encuentran previstos en los artículos 125 bis y 126 del Código Penal y establece penas de prisión que van desde los 4 hasta los 15 años.

Este delito se encuentra previsto en el artículo 131 del Código Penal y sanciona al que se comunicare por vía virtual  con menor de 18 años,  con el propósito de realizar algunos de los delitos sexuales previstos en el Código Penal.

La pena prevista para estas acciones es de prisión de entre 6 meses y 4 años. 

La prueba en los delitos de Abuso Sexual - Causa Juan Dhartes-

Pedidos de prisión domiciliaria y disturbios en la cárcel de Bower

Contáctenos

Simon Bolivar nº 668

Cordoba

Movil: ·3516451374